sarytavarez.com
Devocionales

La Fuerza en la Debilidad

cuandosoy-débil-entonces-soy-fuerte

Cuando Soy Débil, Entonces Soy Fuerte

Cita Bíblica: 2 Corintios 12:9-10

La vida está llena de desafíos y momentos en los que nos sentimos débiles e incapaces de enfrentar las dificultades que se nos presentan. Estos momentos de debilidad pueden ser momentos de profundo desconcierto y dolor, pero también pueden ser ocasiones para experimentar el poder transformador de Dios.

 

 

En 2 Corintios 12:9-10, el apóstol Pablo comparte una verdad sorprendente que ha sido un faro de esperanza para innumerables creyentes a lo largo de la historia: “Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.”

Estas palabras nos revelan un principio profundo y contraintuitivo en la vida cristiana. Cuando somos honestos acerca de nuestras debilidades, cuando dejamos de tratar de ocultar nuestras limitaciones y admitimos que no tenemos todas las respuestas, es entonces cuando abrimos la puerta para que el poder de Dios se manifieste de manera asombrosa.

La gracia de Dios es suficiente en nuestras debilidades. Esto significa que no importa cuán grande sea el desafío que enfrentemos, Su gracia nos sostendrá.

En lugar de luchar en nuestra propia fuerza, podemos rendirnos a la gracia de Dios que fluye abundantemente en nuestras vidas.

Así que, considera tu propia vida en este momento. ¿Dónde te sientes débil? ¿Qué desafíos te abruman? En lugar de intentar resolverlo todo por ti mismo, te animo a llevar tus debilidades ante Dios en oración. Pídele que Su gracia te sostenga y que Su poder se manifieste en tu vida.

Al confiar en Dios y gloriar en nuestras debilidades, experimentamos la fortaleza de Cristo obrando en nosotros de manera asombrosa. No se trata de negar nuestras debilidades, sino de reconocer que en ellas encontramos una oportunidad para que la gloria y el poder de Dios resplandezcan.

Cita Bíblica: “Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad”. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo” (2 Corintios 12:9).

Oración: Querido Dios, en nuestras debilidades, encontramos la oportunidad de experimentar Tu poder. Te agradecemos por Tu gracia que es suficiente en nuestras limitaciones. Ayúdanos a gloriarnos en nuestras debilidades para que repose sobre nosotros el poder de Cristo. Amén.

Conclusión: En nuestras debilidades, no estamos solos. Dios está dispuesto a demostrar Su poder en medio de nuestras limitaciones. Al confiar en Él y gloriar en nuestras debilidades, experimentamos la fortaleza de Cristo obrando en nosotros de manera asombrosa. ¡Descansa en Su gracia y poder hoy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial