sarytavarez.com
Devocionales

La Presencia de Dios en las Pruebas

Dios-esta-contigo-aun-en-medio-de-las-pruebas

Caminando Juntos en la Tormenta


Versículos Bíblicos

  1. Isaías 41:10 (NVI): “No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.”
  2. Romanos 8:28 (NVI): “Y sabemos que en todas las cosas Dios obra para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados conforme a su propósito.”
  3. Salmos 34:17 (NVI): “Los justos claman, y el Señor oye; los libra de todas sus angustias.”
  4. Mateo 28:20 (NVI): “Y enseñen a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.”
  5. Salmos 23:4 (NVI): “Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento.”

En la vida cristiana, las pruebas y dificultades son inevitables. Sin embargo, la promesa de Dios es clara: Él está con nosotros en medio de esas pruebas. En este devocional, exploraremos cómo la presencia de Dios nos brinda consuelo, fortaleza y esperanza mientras enfrentamos las tormentas de la vida.

I. Dios está con nosotros en las pruebas: El versículo de Isaías 41:10 nos recuerda que no debemos temer, porque Dios está con nosotros. Cuando atravesamos dificultades, a menudo nos sentimos solos y abrumados, pero Dios está presente para fortalecernos y ayudarnos. Él nunca nos abandona.

II. Dios obra todas las cosas para nuestro bien: Romanos 8:28 nos asegura que Dios trabaja en todas las circunstancias para el bien de aquellos que lo aman. Esto significa que incluso en medio de las pruebas, Dios tiene un propósito redentor. Podemos confiar en Su sabiduría y amor.

III. El Señor oye nuestras oraciones: El Salmo 34:17 nos recuerda que los justos claman, y el Señor oye. En nuestras pruebas, podemos acercarnos a Dios en oración y confiar en que Él escucha nuestras peticiones. Su respuesta puede no ser inmediata o como esperamos, pero siempre es lo mejor para nosotros.

IV. La promesa de Su presencia constante: Mateo 28:20 nos asegura que Jesús estará con nosotros siempre, hasta el fin del mundo. Esta promesa nos da la seguridad de que no importa cuán difíciles sean nuestras pruebas, nunca caminamos solos. Él es nuestro compañero constante.

V. La paz en medio de la tormenta: El Salmo 23:4 nos ofrece consuelo al afirmar que, aunque caminemos por el valle de sombra de muerte, no debemos temer porque Dios está con nosotros. Su presencia nos da paz y seguridad en medio de la tormenta.

Conclusión: En las pruebas, recordemos estas verdades bíblicas. Dios está con nosotros, obra para nuestro bien, escucha nuestras oraciones, promete estar siempre presente y nos brinda paz. Aunque las pruebas puedan ser difíciles, nuestra fe en Dios nos permite enfrentarlas con confianza y esperanza. Caminemos juntos con Él en cada tormenta de la vida, sabiendo que Su amor y poder nos sostendrán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial